• abodo-el-salvador

Place Category: Resiliencia ante desastresPlace Tags: abono

  • Profile

    En cada región del mundo, país, distrito o comunidad, los efectos del cambio cimático tienen su particular impacto y su correspondiente solución. A falta de la receta para frenar el calentamiento global, en comunidades de las zonas bajas cercanas a la costa de El Salvador han dado con una fórmula para asegurarse el sustento, así se seque o inunde la tierra.

    “Lo primero es que adaptamos los ciclos de siembra aprovechando la lluvia, pero combinada con sistemas de riego por goteo de bajo coste, que son más eficientes”. Por si la inestable naturaleza falla, explica Jorge Figueroa, encargado del proyecto CAMEL de Oxfam en El Salvador. Esto, sumado con la elaboración de abonos e insecticidas orgánicos a base de microorganismos de montaña —hongos, bacterias, micorrizas, levaduras y otros organismos benéficos— no solo ahorra a los agricultores la compra de agroquímicos, sino que además mejora la cantidad y calidad de sus cosechas.

    “Las familias del programa han podido comprobar los beneficios de estas sencillas técnicas de cultivo. Tanto es así que obtienen ganancias extra de vender sus excedentes a la comunidad que, al no seguir este sistema, necesita comprar alimentos cuando la falta de agua mata por inanición sus cosechas”, explica Figueroa.

    Asegurar el cultivo es tanto como garantizar la supervivencia de estas comunidades costeras en las que el 80% de la población vive de la agricultura y la pesca. “Cuando se da una sequía grave como la de 2014, las familias cuyos cultivos no prosperan acaban por vender su medio de vida, como una vaca de la que obtienen la leche para el autoconsumo, para poder comprar alimentos. Y dejan de contratar gente para trabajar la tierra, con lo que otros tampoco tienen empleo y dinero. Todo esto deriva en una situación generalizada de inseguridad alimentaria”, detalla Figueroa. Un escenario que un emplaste de hongos, semolina de arroz y melaza bien mezclados y reposado en un barril puede evitar, tal como asegura el especialista de Oxfam. “Es evidente que funciona. Lo hemos comprobado con las familias beneficiarias del proyecto que se puso en marcha hace tres años”, subraya.

    Paralelamente, en las comunidades se han creado grupos para identificar sus riesgos y elaborar sus propios planes de resiliencia. “Puede ser el mantenimiento de los canales de drenaje de agua para evitar inundaciones o construir puentes donde el agua puede cortar una vía o un camino”, termina de explicar Figueroa.

    Créditos foto: Elaboración de abono orgánico en El Salvador. OXFAM / FUNDESA

  • Photos
  • Map

    No Records Found

    Sorry, no records were found. Please adjust your search criteria and try again.

    Google Map Not Loaded

    Sorry, unable to load Google Maps API.

  • Comments
    0 Comentarios

    Contesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *